Golf Hoyo a Hoyo – 24 julio, 2020 – Félix – Noticias – ¦

Realmente hay que tener una vista de lince para ver porqué Rham fue penalizado en el Memorial. En el hoyo 16 Rahm logró un chip, que se convirtió en birdie.

Definitivamente fue un momento destacado, y Jon Rahm era consciente de que era uno de sus mejores golpes. Sin embargo, no sabía que el vídeo se repetiría una otra vez por otro motivo.

Y es que las repeticiones a cámara lenta señalaban que la bola de Rahm se movió ligeramente al colocar la cabeza del palo detrás de la bola. Para USPGA es una penalización de 2 golpes según la regla 9.4 y lo que era una ventaja de cuatro golpes después del increíble birdie se transformó en 2.

Slugger White el oficial de reglas del PGA Tour confirmó que no se informó a Rahm mientras estaba en el campo porque se dieron cuenta del movimiento de la bola, hasta que el grupo de finalistas estaba en el 18. En ese momento Rahm había acabado logrando otro golpe en el 17 y cerrando el 18 con el par. Por este motivo recibió el aviso mientras concedía una entrevista para televisión.

Unos minutos más tarde, Rahm se enteró de que lo habían sancionado con 2 golpes, convirtiendo lo que él pensaba que era una victoria de cinco en una victoria de tres golpes, con 9 bajo par y un de 275.

Aún un poco incrédulo, Jon Rahm declaró al oficial que ni vió, ni sintió nada. Y es que realmente hace falta tener una vista de lince para ver la oscilación de la bola. Aquí les mostramos el vídeo completo, para que juzguen Vds.

VÍDEO

El mérito del golpe es incuestionable

Lo que sí se ve con toda claridad es el increíble chip que da Rahm. Definitivamente estaba en estado de gracia en casi todas las rondas de Memorial y este golpe lo confirma.

La victoria por -3 o -5 es indiscutible y por ello en estos momentos Jon Rahm es el número uno del golf mundial. Este sueño que ha perseguido desde la niñez lo ha logrado a los 25 años. Y es el segundo español, después de Seve Ballesteros en conseguirlo.

Rahm después de ver el vídeo con detenimiento estuvo de acuerdo con la percepción del encargado de la PGA. La pelota se había movido ligeramente y se le sumarían dos disparos a su total. Definitivamente el vasco penalizado en el Memorial y se lo tomó con mucha calma. Como un ganador. Salió sonriendo de la oficina junto con Adam Hayes, su caddie, quien aún portaba la bandera del hoyo 18.

Rahm es consciente de que ese chip puede ser el mejor golpe de su carrera, y ahora tendrá que intentar sobrepasarlo. Por el momento, ya queda para la historia del golf, y se le reconoce como una de las 10 mejores golpes del Memorial con sanción o sin ella.

Visto lo visto, todo apunta a que el 2020 puede ser un excelente año para Rahm, y Augusta ya no queda tan lejos en el calendario.