GolfConfidencial – Redacción,  22 de Mayo del 2020 – Noticias –

No te pierdas este interesante artículo con cinco ejercicios básicos que nos vendrán muy bien de cara a que las bisagras del cuerpo vuelvan a engrasarse y recuperemos nuestra movilidad habitual antes de jugar.

Antes de volver a la rutina de jugar y de »obligar» al cuerpo a los habituales movimientos del swing y a las caminatas por el campo, conviene prepararlo a conciencia. Son varios los vídeos que os hemos ido trayendo con ejercicios y recomendaciones de expertos, pero aquí te dejamos cinco ejercicios muy básicos que te aportarán un gran beneficio.

Después de este largo parón el juego de casi todos tiene algo de óxido. Ahí es donde entra el ejercicio. Gracias a este artículo de Golf.com con Dave Phillips, del Titleist Performance Institute, os vamos a enseñar cinco ejercicios para preparar vuestro cuerpo después de un largo descanso.

Flexiones de piernas con giros de cadera

Este es un gran ejercicio para estabilizar la parte inferior del cuerpo y rotar la parte superior del cuerpo, a fin de calentarte para tu swing.

Desde una posición de pie, pon la pierna derecha delante y flexionarla, poniendo tu peso sobre ella. Agarra ambos extremos del palo y haz algunos giros de lado a lado. Luego repita con la pierna contraria hacia adelante.

Puedes ver un ejemplo aquí.

Giros de cadera

Esta preparación corporal ayuda a desarrollar el movimiento correcto del hombro en el movimiento hacia atrás. Coloque un palo de golf sobre los hombros, haga algunos movimientos hacia atrás suaves y lentos.

Enfocándote en los hombros moviéndose hacia abajo y hacia adelante a medida que giran hacia atrás. La sensación es como si estuvieras barriendo el suelo con el palo sobre tus hombros.

Puedes ver un ejemplo aquí.

Suspensión a una pierna

Este ejercicio ayuda a desarrollar un mejor equilibrio o propiocepción en el swing de golf y desarrolla más estabilidad en la parte inferior del cuerpo.

Comience parándose sobre una pierna y adoptando una postura estable de golf. Levanta la pierna delantera y cruza los brazos sobre el pecho. Intentando mantener estable la parte inferior de tu cuerpo y sin caerte, comienza a girar tu tronco hacia adelante y hacia atrás y trata de mantener el equilibrio. Repite el ejercicio con la otra pierna.

Puedes ver un ejemplo aquí.

Aceleración del torso

Este ejercicio ayuda a desarrollar una mejor secuencia de movimiento entre la parte superior e inferior del cuerpo y, sobre todo, a que volvamos a tener velocidad de aceleración en el movimiento.

Para empezar, ponte con los brazos cruzados sobre el pecho. Deja fijo tu cuerpo desde la cadera hasta los pies y realiza un movimiento de swing hacia atrás rotando solo el tronco superior.

Cuando llegues a tu límite, regresa a la posición de impacto, una vez más con poco o ningún movimiento en la parte inferior del cuerpo. Finalmente, gira todo su cuerpo hasta el otro lado y así sucesivamente, siempre con la parte inferior de tu cuerpo fija.

Puedes ver un ejemplo aquí.

Refuerzo de muñeca y codo

Este es un gran ejercicio de reeducación de muñeca, que os ayudará a enseñarle la liberación adecuada a través del impacto en el swing de golf, evitando así que se quede clavada y nos duela a la larga.

Agarra un palo de golf, una mancuerna o cualquier otro elemento que tenga un poco de peso con la mano principal y adopta una buena postura de golf. Haz un movimiento hacia atrás corto y un seguimiento corto de ida y vuelta, asegurándose de que tu muñeca permanezca recta o ligeramente flexionada durante todo el ejercicio. Asegúrate de girar su cuerpo también durante todo el movimiento.

Puedes ver un ejemplo aquí.